Documentos

Existe en Lucerna, muy cerca del lugar donde vivía el gran santo de paz, el santo hermano Nicolás, santo nacional de la Suiza, una organización que lleva el nombre "Alianza suiza - libanesa" cuyos dos patronos son el santo hermano Nicolás y san Charbel Makhlouf, sacerdote y monje maronita. Luego de celebrar la santa misa en el Ranft, se produjo un encuentro con Nabih Yammine, coordenador de dicha organización. Al intercambiar experiencias sobre esfuerzos de paz de nuestra comunidad en El Mozote nos dimos cuenta de una profunda coincidencia de inspiración en ambos proyectos - el uno en El Salvador y el otro en el Líbano. Una reliquia de San Charbel y unos frascos de aceite que exhala su cuerpo incorrupto despertaban curiosidad de saber más del santo. El regalo de una biografía justamente vísperas del viaje de regreso al Ecuador servían para el objetivo.

Entre muchos detalles edificantes llamó particularmente la atención la narración de un milagro que ocurrió en El Líbano; es el caso de en una enferma en estado de gravedad. Un cáncer se extendió en su cuerpo. Cuando toda esperanza se desvaneció, acudió la enferma a San Charbel. Fue el último día, al terminar la novena, cuando en la noche se le apareció el santo y la operó. Al día siguiente, cuando los médicos querían hacer lo mismo, encontraban el trabajo ya hecho - no existían ni huellas del cáncer.

Apenas llegado al Ecuador se presentaban dos casos de enfermedad graves en el hospital de niños. El uno ya hemos llegado a conocer, fue el de Jeremy, el niño con el rostro perdido. El otro fue de una niña de 14 años, con nombre Banina.

Banina sufría por un tiempo prolongado de acoso sexual de parte de un familiar cercano. Cuando ya no sabía qué hacer y a quién acudir tomó un veneno altamente tóxico. La llevaron de urgencia al hospital. Evidentemente no había nada que hacer por la misma razón que le daban alta para qué podía morir en casa.

Cuando el sacerdote llegaba, la niña ya empezaba a desconocer hasta las personas más cercanas, en este caso la propia madre. Le preguntó a la niña si deseara confesarse. Recibió la absolución, luego la extrema unción. Había algo en Banina que despertaba esperanza, difícil de describirlo pero suficiente para preguntarla si quisiera asistir a la santa misa que se iba a iniciar pocos momentos después. Con toda firmeza asintió la niña que sí. Mientras que el sacerdote estaba celebrando la santa misa, le quedaba mirando fijamente - Banina se encontraba en la silla de rueda, al fondo del pasillo central - se dio cuenta de una especie de transfiguración; la veía como una santa, con una expresión de dulzura algo como una presencia de Dios en ella. Después de la santa misa, Banina estaba feliz. Al día siguiente, Banina estaba bien. Lo mismo el día después.

Al tercer día ya comía todo y de pronto sorprendió a todos cuando decía: "Quiero que todos sepan, no fue el hospital lo que me sanó, ha sido Dios." Se explicaba: "al recibir la extrema unción vino un hombre vestido de blanco a visitarme y me sanó. Con él estaba una mujer hermosa con un vestido de estrellitas, también otras personas estaban allí." ya que se le aplicó también el aceite de San Charbel, se le presentaba una imagen del santo sin darla ninguna explicación, a lo cual exclamaba: "el también estaba allí, no fue él quien me ha curado, pero ha estado allí entre los que me visitaban".

Desde entonces Banina es una creatura nueva. Llena de vida, alegre, agradecida y al mismo tiempo recogida, busca estar sola como si tuviera que trabajar y digerir lo que le ha sucedido.

Banina ha sido tocada por la gracia de Dios y nos ha dejado una bella lección: El poder de Dios es grande, cuanto quiere lo puede y lo hace. La comunión de los santos existe. Ellos intervienen en la vida de quienes luchan y sufren en la tierra y sobre todo:

SERÁ SIEMPRE LA ORACIÓN QUE BROTA DE LA FE LA QUE HACE POSIBLE EL MILAGRO.

Gracias por vuestras oraciones y vuestra fe. Y si no desmayamos seremos siempre testigos de Sus maravillas.

Feliz día de Todos los Santos.

P.S. Acabo de recibir la noticia de la aceptación del niño Jeremy para levarlo a Alemania donde será tratado por un especialista. Realmente un gran regalo de Dios. La noticia se dio justamente luego de la convivencia de Todos los santos, fiesta de nuestra comunidad. Gracias a Dios.